REPORTE TENDENCIAS | COLECCIONES RESORT 2017

Hola queridos. Retomar el hábito de escribir no es tan sencillo como parece. No me refiero al hecho básico de escribir, sino hacerlo para gustar a otros; con el tono y las palabras justas. Voy lento porque en tantos meses alejada de esto prácticamente olvidé mi propio sello. De cualquier modo, hoy les traigo una entrada que vengo desarrollando hace dos semanas. Mientras observaba y recopilaba todas las imágenes de pasarelas, traté de hacer el análisis más conciso de tendencias para Resort 2017 con los ojos de una aficionada -vale aclarar-.

Como les había explicado hace un par de años, las colecciones Resort o Crucero nacieron con el objetivo de llenar esa demanda de ropa para la temporada vacacional de final de año. Al principio, el enfoque de las colecciones era para clima cálido porque iba dirigida a un público que hacía "un escape viajero" en pleno invierno del hemisferio norte. Los ciclos en la industria de la moda se han desdibujado paulatinamente, y ahora hay cabida para todo tipo de propuestas; apuntando a uno de los cambios más grandes de esta industria: la desaparición de las estaciones.

La moda ahora es atemporal, las grandes casas hacen desfiles únicos para presentar colecciones femeninas y masculinas (como Burberry); y lo más importante de todo, la disponibilidad para vender inmediatamente después del show.  Con este breve recuento del contexto actual, entonces pueden hacerse una idea del porqué ahora tiene sentido que en una misma colección se muestren un abrigo de piel y un bikini bordado.

ABERTURA EN LA PIERNA

La estilista de Angelina Jolie debe estar feliz. Aberturas sexies en vestidos y faldas hicieron aparición en alrededor de una veintena de colecciones Resort 2017. Algunas sutiles, otras profundas, la mayoría laterales pero en algunos casos en el centro de la falda como en Just Cavalli y Christian Dior. Al parecer las piernas serán el foco erógeno alternativo a los ya muy populares hombros descubiertos.

De izq. a derecha: Markus Lupfer, Sally Lapointe, Marco de Vincenzo, Elizabeth and James, Nevis.

Y no está de más mostrarles que en unas cuantas colecciones fueron incluidos pantalones de pata ancha con aberturas, que los convierten en prendas statement.

De izq. a derecha: Sacai, Balmain y Hellessy.
ASIMETRÍA

Una de las constantes a través de todas las colecciones Crucero 2017 es la asimetría. Tops, vestidos y faldas con cortes inesperados; sin embargo, es la punta en diagonal la más repetida. Una razón más para llevar las miradas a las piernas.

De izq. a derecha: Rochas, Zac Posen, Cedric Charlier, Dion Lee y Hervé Leger.
Y sigamos con asimetría, pero esta vez en la parte superior de las prendas. La fiebre de mostrar hombros se renueva, y llega pisando fuerte el escote de un solo hombro en vestidos, camisas y hasta camisetas.

De izq. a derecha: Dion Lee, Fendi, Cushnie et Ochs, Rosetta Getty, Lela Rose, Paul & Joe y No. 21.

PLISADOS



Pasemos de los cortes al volumen, y los plisados serán una buena opción para las que se inclinan por lo ultra-femenino. Algunos más abiertos, otros tupidos y sin abandonar la posibilidad del estampado, se dejaron ver en múltiples colecciones Resort 2017.
De izq. a derecha: Boss, Off-White, Nina Ricci, Vionnet, Hermés, Marco de Vincenzo y Veronique Branquinho.
AIRES CAMPESINOS

Seguimos con esto del vuelo, la feminidad, el volumen; y la segunda opción son los vestidos de inspiración campesina. Ruedos multicolor con estampados llamativos fueron comunes en muchas de las colecciones Crucero 2017. No apto para minimalistas.

De izq. a derecha: Valentino, Huishan Zhan, Sonia Rykiel, Roberto Cavalli, Zuhair Murad y Cinq à sept.
VOLANTES

Y la tercera opción para esta corriente romántica es para las más sutiles. Volantes y fruncidos en faldas, camisas y vestidos, dándole un giro completo a prendas que sin esos detalles resultarían básicas.
De izq. a derecha: Cedric Charlier, Jill Stuart, Alexander McQueen, MSGM, Vionnet, DelPozo y Francesco Scognamiglio.
FLECOS

Flecos y borlas, los grandes aliados para añadir movimiento a vestidos, tops y abrigos en la temporada vacacional de fin de año; no tan alejada de la fiebre por los pompones del momento, que incluso ha llegado a la decoración para el hogar. Todos estos elementos van enmarcados dentro de la tendencia de lo artesanal.

De izq. a derecha: Missoni, Apiece Apart, Roberto Cavalli, Anna Sui y Ulla Johnson.
LAZOS Y NUDOS

Lazos aniñados, estructurados, discretos o tan largos que superan la longitud de la prenda; fueron punto en común de muchísimas colecciones. Cuando les digo muchísimas es que fueron tan comunes que guardé alrededor de 50 looks con lazos (y todos los que dejé pasar); mejor dicho, el must-have.

A mi me encantan como remate para los puños o para los tirantes de un top, pero presiento que son los nudos al frente del busto en crop-tops y vestidos de baño los que tendrán mayor repercusión.

De izq. a derecha: Holly Fulton, Carolina Herrera, Adeam, Edun, Delpozo, MSGM y Maison Rabih Kayrouz
ANUDADO EN LA CINTURA

Y el variante de la tendencia anterior son los cinturones funcionales de la misma prenda. El clásico wrap dress de Diane von Furstenberg se reinventa en sus semejantes abrigo, faldas y blusas envolventes; así como en pantalón con cinturones propios. Marcar cintura, otro punto en común en la mayoría de colecciones Crucero 2017.

De izq. a derecha:  Issey Miyake, Maiyet,  Brock Collection, Tory Burch, Jill Stuart, Missoni, Mother of Pearl, TOME y Escada.

TEJIDOS


Una cosa es tener un suéter tejido para esos días fríos, y otra es que el tejido se convierta en el protagonista de un atuendo. Lo último es lo que a mi parecer puso de acuerdo a las casas de moda, con prendas totalmente tejidas y dándoles movimiento con volantes, flecos y calados. 
De izq. a derecha: Moschino, Off-White, Philosophy di Lorenzo Serafini, Chanel, Alexander McQueen, Rosetta Getty.

OJALES METÁLICOS

El regreso de este accesorio metálico como elemento decorativo en las prendas, se está gestando desde el año pasado cuando hizo aparición en los looks de algunas celebridades en las alfombras rojas. En este 2016 toma fuerza con el ya muy conocido top de cordones que está OMNIPRESENTE en las cuentas fashion de Instagram.

No conozco 'instamodel' que no haya hecho alarde de su busto con el sexy escote acordonado, y ahora vemos que para este fin de año los ojales y todo tipo de amarres y lazos; se trasladan como elemento decorativo a chaquetas, cinturones y vestidos. Es la contraparte a esa ola tan girly de los volantes y asociados.


De izq. a derecha: Blumarine, Au Jour Le Jour, Kenzo, Dsquared2, M Missoni y Philipp Plein.



ANIMAL PRINT


Ahora pasemos al plano de los estampados y hablemos del tan odiado/amado estampado animal, que reaparece en diferentes propuestas pero que a mi parecer prevalecen las versiones más clásicas.
De izq. a derecha: Moschino, Max Mara, Gucci, Red Valentino  y Paule K.

GINGHAM

Tela mascota o gingham, ese estampado que asociamos con pícnics y con recuerdos de preescolar. Un clásico sin duda, y sigue con fuerza; porque en este primer semestre se ha visto su aparición in crescendo. Pueda que la popularidad del estilo aniñado de Taylor Swift empuje un poco la corriente como argumentan en The Guardian

Pd: denle un twist a una prenda en gingham con otros recursos como volantes, bordados y contraste de color.
De izq. a derecha: Dice Kayek, Dondup, MSGM, Blumarine y Holly Fulton.

TROPICAL

Desde el 2014 no hemos logrado superar la fiebre tropical (no es Zika), y las marcas de moda han puesto como protagonistas a las palmas, las piñas, bananos, limones y sandías en diversos estampados; o de manera indirecta al ser elementos decorativos en campañas y lookbooks.

Y la fiebre va para largo, aunque algunas casas de moda prefieren variar un poco agregando el colorido de una guacamaya o de esa curiosa hoja ahuecada que me entero que pertenece a la Monstera Deliciosa.
De izq. a derecha: Just Cavalli, Markus Lupfer, Rochas, Paule Ka, Valentino y Chanel.

RAYAS
Las rayas son sin duda el estampado ganador para fin de año. Propuestas rayadas por doquier, en diversos grosores, colores, ángulos y repeticiones.
De izq. a derecha: Carolina Herrera, M Missoni, Delpozo, Versace, Escada y Rochas.
EFECTO DESTEÑIDO

La técnica de tintura tie-dye que solemos asociar a la estética hippie reaparece en varias colecciones, pero otras casas prefirieron desteñidos que parecen resultado de experimentos con blanqueador; dando incluso un efecto de acuarela como en los casos de Raquel Allegra y Acne Studios, siendo el último mi favorito. Una oda al DIY.

De izq. a derecha: Raquel Allegra, Altuzarra, 3.1 Phillip Lim, Moschino, Acne Studios, Prabal Gurung y Valentino.


Obviamente esto también tiene repercusión en el universo denim. Jeans, chaquetas, faldas e incluso abrigos con efectos de desteñido y desgaste; sin duda tendrán eco en las marcas low-cost.
De izq. a derecha: Bally, Dondup, Each x Other, MSGM, Victor Alfaro y Gucci


PATCHWORK


Sí señores, el denim acoge esa técnica ancestral que no es sólo para las cobijas de nuestras abuelas. Prendas que parecen rompecabezas de denim en diversos tonos y formas, piezas statement de batalla.
De izq. a derecha: Sacai, Edun, Paul & Joe, 6397, Carolina Herrera y TOME.


PARKAS

La segunda fase de la oleada militar llega en forma de parkas y chaquetas militares. La mejor parte es que algunas casas de moda las han reinventado con parches, o aplicaciones de guipur; y en otros casos más vanguardistas las han deconstruido o incluso dejándolas con los hombros al aire. Súper interesante.

De izq. a derecha: Creatures of the Wind, Dsquared2, Sacai, Marissa Webb, Antonio Marras y Monse.

CHAQUETA BOMBER


No necesita presentación porque su popularidad ha llegado a la cúspide, y sí; tiene aval para seguir ahí. Con parches, estampadas o más vanguardistas como las de manga con cremallera Fausto Puglisi, seguirán dando lora.


CAPAS Y BLAZERS CAPA


A mi esta parte me parece muy interesante, porque vemos a las celebridades desfilar con inmensas capas en una alfombra roja y a muchas nos gustaría lucir así; pero luego aterrizamos y la mayoría no tenemos ni el presupuesto ni la ocasión para vestirlas.

Pero ya no hay excusa, los blazers capa han ido apareciendo en firmas como Zara; y me parecen una prenda perfecta para ir al trabajo. También están las versiones abrigo, traje y vestido capa.


De izq. a derecha: Alexander McQueen, Sally Lapointe, Roksanda, Edun, Valentino y Elie Saab.

PONCHOS Y RUANAS

Siguiendo en la onda abrigadora, los ponchos y las ruanas son otro caso que una vez aparecieron en pasarela se negaron a desaparecer. Hace dos años les explicaba con detalle el origen de estas piezas, y como se habían catapultado a las grandes casas de moda. Ahora pueden ver que si han adquirido prendas como éstas, fue una inversión. Un aliado para lucir cada vez que el frío aqueja.
De izq. a derecha: Erdem, Piazza Sempione, BCBG, Valentino, Roberto Cavalli.
ADORNAR EL CUELLO

Adornemos el cuello con nuestro elemento favorito, llámese pañoleta, bandana, bufanda delgada, choker, gargantilla; o simplemente con prendas que ya incluyen este recurso (como el choker top de Ana Arango que hace unos meses les mostré aquí). Otro caso de esas tendencias que una vez llegan niegan a irse, ¡y a mi esta particularmente me encanta! 

Adoro que exalte el cuello, una de las partes del cuerpo que si se exhibe bien, nos hace ver elegantes y con garbo. AMO.
SKINNY SCARFS O BUFANDAS DELGADAS. De izq. a derecha: Carolina Herrera, Anna Sui, Paule Ka, Monique Lhuillier y Creatures of the Wind.
CHOKERS Y BANDANAS. De izq. a derecha: Sally Lapointe, Monique Lhuillier, Anna Sui, TOME, Just Cavalli, Edun y Erdem. 

VESTIDO LENCERO

El slip dress, ese que popularizó Kate Moss en los noventa. Ese que con sutileza se convierte en una pieza seductora, y que nos hizo reevaluar que la ropa para dormir podía tomarse las calles. En el 2013, Marc Jacobs lo desempolvó; y desde entonces se ha convertido en un comodín en varias temporadas.
En las colecciones Crucero 2017 se reinventa con mezcla de estampados, plisados y hasta mangas incluidas.
De izq. a derecha: Paul & Joe, Francesco Scognamiglio, Helmut Lang, Giamba, Christian Dior, Alexis Mabille, 3.1 Phillip Lim, Off-White y Cedric Charlier.

PANTALÓN DEPORTIVO

La estética deportiva ha pasado por varias fases desde el boom del año 2014. Antes la relacionábamos con Juegos Olímpicos y grandes eventos deportivos que habían sido tomados como referencia de las grandes casas de moda. Llegó la fiebre sporty chic con tenis plataforma, viseras, neopreno, calados en malla, suéteres con numerales; y luego la segunda fase llamada athleisure y el reinado de las zapatillas blancas.

Todo este recorrido implicó que lo deportivo no fuera sólo una tendencia de moda, y se convirtiera en un estilo de vida que ha llegado a introducirse en cada aspecto del diario vivir. No sorprende ver como una gran cantidad de casas de moda decidieron evolucionar el clásico pantalón deportivo, ese de rayas a los lados que a veces parece insípido; y lo transformen de prenda a SÍMBOLO.

Es simbólico que una bella falda en una tela vaporosa sea adornada con rayas verticales a sus lados como el caso Vionnet, es simbólico que un traje entero, un pantalón de cuero o un capri sea rediseñado con tan recordativas rayas. Es también simbólico que Anna Sui prefiriera dejar una delgada transparencia a lo largo de una de sus piezas. Simbólico porque sabemos que con esos looks imposible desarrollar actividad física. Es como un botón de "mírenme, pertenezco a esta cultura".

SUDADERA

El Museo Victoria & Alberto anunció la exhibición de los famosos tracksuits de Juicy Couture a finales del 2015. Sí, esos que las celebridades de los 2000 vestían todo el día. Recuerdo a Paris Hilton capturada por los paparazzi en una sudadera rosa. Toda adolescente del milenio quería uno.

No sé si fue esa exhibición, no sé si es la nostalgia de los millennials por su adolescencia noughtie; lo que sí sé es que desde principio de año corre el rumor del regreso de la línea de tracksuits de Juicy Couture. Incluso Vetements que presentó hace unos días su colección primavera-verano 2017; incluyó un jumpsuit Juicy Couture con el inolvidable logo brilante.

Otras casas de moda también hicieron lo suyo, incluso reemplazando por faldas y vestidos y me late chocolate que este tema va a dar de qué hablar mucho en el 2017.

De izq. a derecha: Moschino, Nina Ricci, Marissa Webb, Elie Saab, Adeam, Whistles y Escada.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada