Medio Oriente, moda y cultura

Había aplazado compartirles este post, y decidí hacerlo hoy que coincidencialmente se celebra por primera vez el Día de la Mujer Musulmana.

Gigi Hadid por Inez & Vinoodh para Vogue Arabia marzo 2017
Modelos estilizadas con atuendos y maquillaje impecables, llevaron el mensaje de la Alta Moda este mes de marzo al Medio Oriente, y lo seguirán haciendo de ahora en adelante. Muchos se harán la pregunta: ¿Esa región de costumbres tan estrictas consume moda? La respuesta es sí, y mucho aunque no parezca.

Desde 2011, medios* registraron que sin pisar desfiles y aspavientos comunes en la mujer occidental en las Semanas de la Moda; las árabes se habían convertido en las mayores consumidoras de Alta Costura en el mundo.

¿Cómo es eso posible? Pues por su cultura, éstas mujeres poseen un apretado calendario social de hasta 20 bodas al año. Y las que cuentan con los recursos (que no son pocas) no escatiman en gastos de moda de diseñador.

Para las mujeres de Oriente Medio, la costura es un símbolo de estatus social y éxito. En las fiestas y bodas, el objetivo es brillar e impresionar a otras invitadas que sean posibles suegras para entrar en la categoría de elegible.

Las marcas ven la oportunidad de abrirse más espacio en un mercado valioso y en pleno crecimiento, y toman la decisión de diversificarse con productos específicos para ellas como lo hizo Dolce & Gabbana el año pasado cuando lanzó una colección de hijabs y abayas, que son velos y túnicas característicos del vestuario de la mujer musulmana.

Diseño de Dolce & Gabbana
Luego llegaría la oportunidad de Uniqlo, la cadena japonesa que lanzó a la venta una línea especializada en hijabs e incursionó en la llamada "ropa modesta".

Lookbook de la colección Spring 2017 de Uniqlo por Hana Tajima
Hace unas semanas fue Nike, el gigante de la ropa deportiva quién anunció que para primavera 2018 lanzará la línea Nike Pro Hijab, que busca que los países islámicos fomenten el deporte en mujeres (y de paso ganar más clientes 😉). La firma está trabajando con la asesoría de deportistas olímpicas de la región, para no omitir detalle en el desempeño de los diseños en el ámbito competitivo.

La patinadora en hielo Zahra Lari nacida en Emiratos Árabes, modela uno de los nuevos hijabs de Nike.
Con el escenario económico actual, ha llegado a decirse incluso que los gigantes de la industria de la moda no han colapsado -a diferencia de otros sectores del lujo-, gracias a los consumidores saudíes, kuwaitíes, qataríes y nacionales de los Emiratos Árabes Unidos.


The Clash: Melodie Vaxelaire por Greg Kadel para Vogue Arabia Marzo 2017
Por eso tampoco es sorpresa que el grupo editorial Condé Nast decidiera abrirse paso en esta región con la llamada 'Biblia de la Moda'. Un mercado tan ávido del vestuario de lujo, que ahora tiene un abanico de posiblidades (y las que están por llegar); necesitaba una publicación dirigida a él, con una sensibilidad que conecte con las costumbres de las mujeres de Oriente Medio.


The Clash: Melodie Vaxelaire por Greg Kadel para Vogue Arabia Marzo 2017
Las mujeres musulmanas ya no tendrán que reimaginarse internamente en las protagonistas de las editoriales que venden tendencias a la mujer europea o asiática. Vogue Arabia llega a llenar ese vacío con contenido pensado para las consumidoras de moda de esta región.



The Clash: Melodie Vaxelaire por Greg Kadel para Vogue Arabia Marzo 2017

Llama mi atención cómo con la primera edición, la Vogue Arabia marca el camino sin fallar en el primer intento: estilismos impecables, coloridos, marcados con tendencias e incluyendo algunas de las prendas fetiche de la temporada; esbozando el imaginario de la fashionista musulmana.


The Clash: Melodie Vaxelaire por Greg Kadel para Vogue Arabia Marzo 2017

En una elección de lo más acertada, Gigi Hadid fue el rostro de portada de la primera edición de Vogue Arabia. Recordemos que la popular modelo tiene ascendencia palestina por parte de su padre. Con ese As bajo la manga, Vogue se libra de cualquier posibilidad de comentarios de apropiación cultural.

Gigi Hadid en la primera portada de Vogue Arabia por Inez & Vinoodh, marzo 2017

Todo esto puede dejarnos una enseñanza a quienes estamos a miles de kilómetros. Que los medios locales tomen ejemplo y profundicen en las necesidades y la pluralidad cultural y étnica de la mujer colombiana y latinoamericana. Porque nuestras siluetas son distintas, porque nuestro fenotipo no es caucásico; las marcas y las publicaciones de moda deben educar con más cercanía a la mujer latina. Así quizás dejará de decirse en las esquinas que moda es igual a farándula.

1 comentarios:

  1. Me ha llamado mucho la atención la conclusión; y lo cierto es que tienes toda la razón, en Colombia, específicamente, cuando "hablan de moda" se refieren netamente a la farándula... y hasta ahí llega la moda como base de estudio y comunicación.

    ResponderEliminar