NO SOY UN ÁNGEL, PERO TAMPOCO #IMNOANGEL


La noticia del día es la campaña #ImNoAngel que ha lanzado la marca de lencería especializada en tallas grandes Lane Bryant. En ella aparecen seis chicas haciendo alarde de sus cuerpos, coquetean a la cámara orgullosas de sus curvas. Mujeres blancas, trigueñas y morenas son las protagonistas de una iniciativa en la que la marca redefine la noción tradicional de ser sexy, argumentando que todas somos sexis. 



No pongo en duda la efectividad en términos de marketing que pueda tener esta campaña en el público femenino. En sólo un día desde el lanzamiento del video, #ImNoAngel ha sido objeto de múltiples artículos en diversos medios digitales. Refinery 29, Yahoo Lifestyle, PopSugar, El Huffington Post, Cosmopolitan y S Moda han sido algunos de los portales que han hecho eco de la reciente campaña; destacando que ésta es la contraréplica de "The Perfect Body" de Victoria's Secret.

No olvidemos que fue en el pasado noviembre, que Victoria's Secret se vio obligado a cambiar la campaña "The Perfect Body", luego que se recogieran más de 30 mil firmas de mujeres alrededor del mundo que se sentían en desacuerdo con el famoso eslogan; pues las complexiones de las modelos de VS no son las más comunes que digamos. Así fue como se re-denominó como "A body for every body".

Agregando a lo mencionado, el carácter viral del hashtag que titula la campaña de Lane Bryant; le augura un éxito total. Aunque no es novedad, pues Dove ya había publicado hace algún tiempo un concepto similar; la cuota de controversia y la facilidad de incluirse en el mensaje de la marca con sólo publicar una foto o un post en cualquiera de las redes sociales usando la etiqueta, hace que su difusión sea efectiva en estos tiempos en que lo digital es tan relevante. En resumen, hicieron gol.

Por otro lado, yo aplaudo enormemente que Francia la capital de la moda, incluya en su legislación una normativa para prohibir que las marcas contraten modelos demasiados delgados; específicamente aquellos que cuenten con un índice de masa corporal por debajo de 18. Lo aplaudo de pie. Se necesita que la industria se involucre en la divulgación de valores que nos orienten a mantener un buen estilo de vida.


Siento que la lucha en contra de la apología a la anorexia y la bulimia que ha venido in crescendo es justa y necesaria, la thinspiration ha estimulado a muchas jóvenes con inseguridades acerca de su cuerpo; a optar por métodos poco sanos para bajar de peso.

También creo que los blogs de chicas plus-size han labrado un camino en la auto-aceptación de jóvenes y mayores con respecto a las medidas de su cuerpo, a descubrir que pueden vestirse sin ningún tipo de tapujos que por siglos la sociedad ha impuesto. Han logrado que mujeres anónimas se animen a confesar sus incomodidades, e incluso han puesto sobre la mesa la inquietud de un mercado que no ha sido completamente explorado.


Sin embargo, a mí como mujer común y corriente me queda rondando en la cabeza la división que se ha generado por el hecho de ser 'flaca' o ser 'plus'. Al parecer las alternativas es pertenecer a un 'bando' o al otro. No creo que el mensaje de #ImNoAngel sea incluyente. Exitoso sí. Incluyente no.

Tengo la impresión que el debate sólo importa para hacer ruido, y por ende generar ganancias. Las marcas quieren parecer cool y saben que creando este tipo de polémicas se benefician totalmente, además que los medios las difunden y ganan clics en sus portales; pero no veo que se promuevan estilos de vida saludables más allá de si eres señalada como una flacuchenta o que estás pasada de kilos.

Ahhh, y no he hablado del famoso concepto de 'mujeres reales' que tanto detesto y que en ves de incluir, EXCLUYE. Al parecer para ser real tengo que pasar de la talla L, pero tampoco tengo el cuerpo de Candice Swanepoel. Entonces no soy real, pero tampoco perfecta. Entonces no soy un ángel pero tampoco #ImNoAngel. QUEDAMOS EN LAS MISMAS.

A lo que verdaderamente apunta todo esto es: Atacar un estereotipo para hacer valer otro estereotipo. A través de los años, los cánones de belleza han cambiado enormemente: la Chica Gibson en los 1900, las flappers en los años 20, las curvilíneas de los 30, las delgadas naturales en los 40, las símbolos sexuales de los años 50, las aniñadas de los 60, las atléticas de las décadas 70 y 80; y las ultra-delgadas de los 90. Ahora simplemente estamos en un momento de transición.


Qué lindo sería que TODAS fuéramos aceptadas como mujeres valiosas más allá de nuestras medidas, peso, raza o lugar de origen. Qué lindo sería que ninguna fuera señalada por mostrar orgullosa sus clavículas o sus gorditos o sus estrías. Sueño con que las marcas en sus programas de responsabilidad social, difundan buenos hábitos de alimentación y de actividad física; y no disfracen su hambre de ventas en revoluciones poco sinceras. Yo sueño con un mundo sin cánones de belleza. Difícil.


¿Interesante? Sigue leyendo:
#ImNoAngel: ¿Es necesaria una guerra entre mujeres por su talla?

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias por pasarte por acá Diana! Un abrazo.

      Eliminar
  2. Lo mismo pensé... el mensaje de #imnoangel es como denigrante... siento que hubo falta de juicio por parte del departamento de mercadeo y publicidad a la hora de aprobar el mensaje... quisieron hacer una gracia y les salió al revés....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario, saludos Jorjo.

      Eliminar
  3. Muy buen post, me encanta cómo está escrito. ♥ Creo que se debería empezar a eliminar la etiqueta y dejar de separarnos entre plus size y demás. Por mi parte, en mi blog tengo colaboradoras de tallas promedio y algunas usamos tallas grandes, así que las cosas de plus size las tengo separadas como tal, pero definitivamente estoy considerando cambiarlo a algo que no sea tan "etiqueta" porque me parece que más adelante el cambio lo harán muchos. Sin dudas es bueno que las tallas grandes también se incluyan en el mundo de la moda, pero estoy totalmente de acuerdo contigo: hay que incluir a todas, sin importar si su talla es cero o dos mil, al fin y al cabo somos mujeres y tenemos que apoyarnos entre todas. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apoyo totalmente tu comentario Rachel, gracias por enriquecer con tu aporte este post. Saludos.

      Eliminar
  4. crear una campaña en contra de las modelos o del peso y pensar que hace lo mejor pero en realidad también ofende a las flacas, yo soy flaca naturaleza y antes nunca me he sentido tan mal, siempre he estado satisfecha con mi cuerpo pero estas guerra de campañas me hace sentir peor..., cuando leo algun comentario " "mejor rellenita que un saco de hueso" "por dios que le de un bocata a esa esquelética" las curvas son mejor" pero mejor en que? eso no hace que sea mas mujer, ojala hagan una campaña para todo tipo de cuerpos y que no sea un extremo a otro, y que viva las que se vea saludable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé como te sientes anónima porque yo precisamente por mi delgadez he sufrido toda mi vida por eso, ser señalada de anoréxica y otro tipo de cosas cuando es sólo el metabolismo. Por eso creo que lo correcto es eliminar etiquetas, porque todas somos mujeres reales y debe propenderse por hábitos sanos. Gracias por comentar.

      Eliminar