NORMCORE: LA ANTI-MODA QUE SE CONVIRTIÓ EN TENDENCIA


Estamos en los tiempos de la sobreinformación, y yo soy una de sus orgullosas hijas. Por eso, un día de febrero mientras leía artículos en San Internet; me topé con una palabrilla hasta entonces inexistente para mí. Pero luego leí el artículo y presentí que iba a dar mucho de qué hablar, y no fallé pues con el pasar de los días el término empezó a hacer más resonancia en los medios sobre moda. Hablo del NORMCORE.
The Cut publicó un artículo sobre el Normcore a finales de febrero y ahí estalló la bomba. En él, la autora Fiona Duncan cuenta que el grupo de predicción de tendencias K-hole presentaron un informe en Octubre de 2013; en el que argumentan el problema de la cultura Indie donde "Todo el mundo es tan especial, que nadie es especial" y proponen un nuevo modelo aspiracional llamado Normcore que describen como "una manera de priorizar la auto-identificación sobre la auto-diferenciación". Entonces el Normcore es básico, inclusivo y humano.

 
Los colores neutros y las prendas básicas reinan en el universo normcore

Para Sean Monahan (perteneciente al grupo K-hole): "El Normcore parece promover inexpresividad, e incluso el camuflaje." También expresa que es probable que se haya generado en una respuesta a la hiper-visibilidad individual. La constante conexión a las redes sociales e incluso las famosas selfies, han permitido vernos a nosotros mismos como una especie de celebridades donde cada retweet, fav y like es una aprobación. Lo que busca el Normcore es quitar el énfasis en la propia imagen y promover un sentido "más fluido del yo".

El Normcore estéticamente tiene una alta influencia de los años 90 y por ello es en la generación Millenials donde encuentran mayores adeptos.
El efecto del informe de K-hole no se hizo esperar y a finales del año pasado resurgieron las prendas anodinas, entre las que han sobresalido las (feas) Birkenstocks. El estilista Jeremy Lewis indica que el Normcore "es una faceta del creciente sentimiento anti-moda" donde los mayores íconos son el fallecido Steve Jobs (camisa negra, jeans bota recta, tenis blancos) y el personaje Jerry Seinfeld (quien en la serie siempre vestía básicos).

Un look que representa claramente esta nueva corriente del minimalismo llamado Normcore, prendas anodinas que hacen pasar totalmente desapercibido.



Como mencioné anteriormente, el Normcore en una respuesta a la hiper-visibilidad individual y diría que el llamado Street Style (que tanto menciono en este blog) fue la gota que rebosó la copa. La competitividad de la blogosfera ha generado que los looks cada vez sean más sofisticados, alejándose de su propósito original: mostrar la forma de vestir de los "terrenales" y predecir tendencias.

Los atuendos del estilo de calle cada vez son menos espontáneos, e incluso las marcas han sacado provecho de ello auspiciando a las bloggers más populares. Todo esto ha generado una sensación asfixiante en quienes se mantienen al tanto de las redes sociales (sobre todo Millenials), que creen que todo eso ha llegado demasiado lejos; entonces adoptan el Normcore como la alternativa para no ser otra oveja del rebaño.




No tenía pensado escribir un post acerca de esta 'anti-tendencia', hasta cuando hace dos días me llegó un correo de una plataforma de moda emergente con el asunto: 
"¡Pre- ordena Normcore ahora! - | La nueva tendencia de moda que combina lo normal y lo hardcore"
Me pareció tan chistoso (y conveniente) que múltiples marcas aprovechen y saquen partido de esto y lo traduzcan en ventas; para complacer a esos que se quieren apartar de lo predecible y quienes ahora seguirán un rebaño que luce 'sin esfuerzo' pero rebaño al fin y al cabo!

LA ANTI-TENDENCIA SE CONVIRTIÓ EN TENDENCIA. PUNTO FINAL.




¡¡¡NECESITO SUS OPINIONES!!! ¿QUÉ PIENSAN DE TODO ESTO?




10 comentarios:

  1. yo me he liado un poco con tanto concepto, pero soy de las que piensa que cada persona debe vestir con lo que le haga sentirse relajado y feliz, al margen de modas y tendencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos conceptos precisamente porque cada quien ve al normcore desde su punto de vista. Y de acuerdo contigo, cada quien viste como quiere! Sólo quería enfatizar en que ya no es una anti-tendencia. Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Yo te leo y aprendo cosas. Me queda más claro este nuevo concepto. Lo mejor es que cada quien construya su propio sello y listo. De paso, le voy a pasar a mi mamá la foto de la chancla con medias, para salir a la calle... ummm, no, mejor no de pronto le da algo. Besos Andre. Sé que nunca te comwnto, pero siempre te leo, me gusta mucho lo que hacesm Laura A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esas palabras Lau, que alguien como tú le guste mi blog me da mucha satisfacción.Espero que comentes más seguido! Saludos

      Eliminar
  3. no soy hipster, la verdad no sigo ninguna tendencia pero no se... me quedo con el hipster xD Vengo de open post de BEE y te sigo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tendencia hipster evolucionó mucho al punto de gustarnos a quienes no pertenecimos a esa subcultura. Muchas gracias por comentar Valeria, siempre bienvenida.

      Eliminar
  4. Genial el artículo! A mí personalmente es una tendencia que no me gusta mucho, había visto algún look así sin saber muy bien lo que era, pero gracias a tu post ya tengo más claro el concepto. Estoy de acuerdo en que el street style ya no es lo que era y ha perdido frescura ya que los looks son tan elaborados y complicados que parece más que las bloggers se visten para una sesión de fotos que para ir por la calle en su día a día. No digo que todas sean así, pero en muchos casos sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que estamos de acuerdo, sí se perdió la naturalidad. Me alegra haber despejado tus dudas Brenda, un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Muy buen post! Me era totalmente desconocida esta nueva "anti-tendencia" convertida en tendencia al fin y al cabo. Felicidades, me ha parecido muy interesante y claro. Me quedo en tu blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sofía, siempre bienvenida. Un abrazo.

      Eliminar